Ir al contenido principal

Dieta mediterránea y grasas vegetales.


Imagen


Una dieta mediterránea rica en grasas de origen vegetal  (aceite de oliva y frutos secos) y sin restricción calórica, se asocia a una ligera reducción de peso y disminución de la circunferencia abdominal en comparación con una dieta baja en grasas y con restricción calórica.





Esta es la conclusión fundamental a la que ha llegado el estudio PREDIMED dirigido por el Dr. Ramón Estruch y en el que han participado grupos de investigación de diferentes hospitales de España y que ha sido publicado recientemente en la revista médica "The Lancet".


Para llegar a esta conclusión los investigadores dividieron durante  a 7.447 personas en tres grupos según la dieta que se les recomendo:

- Un grupo consumía una dieta baja en grasas tanto de origen animal como vegetal.
- Los otros dos grupos consumían una dieta mediterranea enriquecida con grasas de origen vegetal un grupo con aceite de oliva extra y el otro con una mezcla de frutos secos.

Todos los componentes de estos grupos eran personas con un alto riesgo de padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular o diabetes tipo II, ademas el 90% sufrían sobrepeso o eran obesos.

Tras 5 años de seguimiento observaron que los participantes de los 3 grupos perdieron peso, pero la perdida era mayor en el grupo que consumía aceite de oliva, seguido por el grupo sometido a una dieta baja en calorias y finalmente se hallaba el grupo que consumía frutos secos.

Aunque la circunferencia de la cintura abdominal aumento ligeramente en los tres grupos, este incremento fue sensiblemente menor en la personas de la dieta con aceite de oliva y tambien en la de frutos secos, siendo mayor el aumento de la cintura abdominal en lapersonas que seguian una dieta baja en calorias y sin grasas de origen animal ni vegetal.

Segun los investigadores de este estudio, las recomendaciones deben ir encaminadas a comer más calorias de frutas, frutos secos, verduras, legumbres, pescado, yogurt, aceites vegetales ricos en polifenoles y cereales poco procesados, a la vez que consumir menos calorías de alimentos como el azucar, sal o grasas saturadas.



Referencia bibliográfica: Ramon Estruch, Miguel Ángel Martínez-González, Dolores Corella, Jordi Salas-Salvadó, Montserrat Fitó, Gemma Chiva-Blanch, Miquel Fiol, Enrique Gómez-Gracia, Fernando Arós, José Lapetra, Lluís Serra-Majem, Xavier Pintó, Pilar Buil-Cosiales, José V. Sorlí, Miguel A. Muñoz, Josep Basora-Gallisá, Rosa María Lamuela-Raventós, Mercè Serra-Mir, Emilio Ros “Effect of a high-fat Mediterranean diet on bodyweight and waist circumference: a prespecified secondary outcomes analysis of the PREDIMED randomised controlled trial” Lancet Diabetes Endocrinol 2016 Published Online June 6, 2016 


Entradas populares de este blog

Probióticos y prebióticos.

Ejercicios con masilla terapéutica para las manos.

De forma habitual realizamos innumerables tareas con nuestras manos, pero con el paso del tiempo casi la mitad de las mujeres y una cuarta parte de los hombres van a desarrollar osteoartritis en sus manos, perdiendo así la fuerza y habilidad necesarias para el desarrollo de muchas actividades diarias.



¿Qué dicen las uñas sobre nuestra salud?